• Se negaron a declarar los cuatro implicados en el crimen de Reynaldo Vargas Flores
  • Se negaron a declarar los cuatro implicados en el crimen de Reynaldo Vargas Flores
  • Se negaron a declarar los cuatro implicados en el crimen de Reynaldo Vargas Flores
Se negaron a declarar los cuatro implicados en el crimen de Reynaldo Vargas Flores
Fecha: 11/05/2017

Se negaron a declarar los cuatro implicados en el crimen del albañil

Asumiendo la misma postura que tuvieron durante el proceso de instrucción de la causa, los cuatro hombres seriamente comprometidos en el homicidio del albañil Reynaldo Vargas Flores e imputados también de haber herido de bala a otro trabajador de la construcción, se negaron a declarar ayer en la primera audiencia del juicio oral y público que se desarrolla en la Cámara del Crimen de Caleta Olivia.

Rodrigo Darian Quiroga, oriundo de Catamarca y apodado "el Chiquito" (petrolero); Oscar Antonio Carrazana (trabajador municipal), Damián Cristian Roldán (petrolero) y Roberto Esteban Hernández (trabajador municipal) solo dieron sus datos filiatorios al sentarse frente al tribunal conformado por los jueces Jorge Alonso, Juan Pablo Olivera y Cristina de los Ángeles Lembeye.

Todos permanecen detenidos desde el 9 de abril de 2015, acusados de ser parte del grupo que poseía un arsenal de armas de fuego de diferente calibre -incluyendo una escopeta- con las que ese mismo día dispararon desde el edificio del Sindicato Petrolero más de 30 balazos a manifestantes de la UOCRA que llegaron a ese lugar para protestar por un conflicto laboral.

Como consecuencia de ello, Reynaldo Vargas Flores, de 28 años y de nacionalidad boliviana, recibió un impacto mortal en el hemitórax mientras su compañero, Bonifacio Barrera, acusó un balazo a la altura de la cadera, pero sobrevivió al ataque.

LA FAMILIA NO ES QUERELLANTE

En la audiencia de ayer se confirmó que los deudos de Vargas no se presentaron como querellantes y habrían optado por reclamar un resarcimiento económico, por lo cual ese rol quedó limitado al pedido de Barrera, quien no estuvo presente porque también oficiará como testigo en otra audiencia, no obstante lo cual fue representado por el abogado particular Alberto Luciani.

Ayer también pudo precisarse que los dos imputados mencionados en primer término (Quiroga y Carrazana) son defendidos por el abogado Marcelo Fernández y los restantes (Roldán y Hernández) por Edgardo Edelcopp, junto a otros dos letrados colaboradores.

Vale señalar que Edelcopp dijo a El Patagónico que si bien él era patrocinante del gremio petrolero, en este caso ejercía una defensa de manera particular a dos clientes.

La causa está caratulada como "homicidio calificado (por Vargas) y tentativa de homicidio calificado (por Barrera) en concurso real, agravado por el uso de armas de fuego", habiéndose dado lectura en principio a los autos de requerimiento a juicio tanto de parte del abogado Luciani como del fiscal de primera instancia, Martín Sedán.

Este último también estuvo presente en la primera audiencia y se ubicó junto al fiscal de Cámara, Carlos Rearte, y al adjunto de ese ministerio público, Ramiro López Chiartano.

ASPECTOS SIGNIFICATIVOS

En la audiencia que comenzó alrededor de las 9.30 y se extendió hasta pasado el mediodía, quedó puesto de manifiesto que en su querella el abogado Luciani consideró que el ataque a los obreros de la UOCRA respondió a un plan premeditado, teniendo en cuenta que el grupo de detenidos llegó en un auto VW Gol de color blanco y luego escapó en otro de similar marca, pero de color rojo, hasta que fue interceptado por móviles policiales.

Se confirmó además que el dermonitrotest que se le practicó a los cuatro imputados dio positivo y que hubo al menos otro cómplice que aún no fue identificado.

También se puso en evidencia que el edificio del gremio petrolero presentaba evidencias de varios balazos, estimativamente calibre 22, corroborándose la teoría que desde el grupo de la UOCRA también se utilizaron armas de fuego y aunque sobre ese aspecto no se abundaron en detalles, es probable que el mismo sea ventilado en próximas audiencias.

Por otra parte, se observó que todas las personas que fueron autorizadas a presenciar el inicio del juicio eran familiares y amigos de los detenidos.
Finalmente el tribunal anunció que en las audiencias sucesivas (la próxima será el 10 de mayo) se irá citando a diez testigos por turno, de un total de casi 150.

FUENTE: Diario El Patagonico